miércoles, 12 de marzo de 2008

A veces, los Unicornios también se agotan...

Estimados camaradas:

Los Unicornios están en Concilio. Tenemos a algunos enfermitos. Y yo estoy algo agotado (el médico dice que es una de dos: o es un clásico trastorno de "burn-out" o bien, de ansiedad por exceso de estrés (o trastorno de pánico, por padecer cualquiera de las dos anteriores, agregaría yo)... pero ya no serían "una de dos", ¿verdad?). Luego les platico acerca de este "moderno" mal.

De manera que ni tiempo de andar corriendo libre por estos lares... y eso me entristece (o me disgusta) como no tienen idea.


En fin, antes de quedar "verde" de coraje (o de tristeza), me tendría que poner en "stand by" por recomendación médica...
(pero luego ni pa' creerles a los médicos, caray).

Los veo (con los ojos del corazón) luego...

Que se encuentren con mucha Salud (¡óigame usted, cómo se aprecia algo cuando siempre se tiene y lo perdemos!), Alegría y sobre todo, Entusiasmo por lo que hagan, son los mejores deseos del

Entubado Unicornio...

P.D. ¡Perdón, pero me dio mucha risa imaginarme al Caballito con Cuerno dentro de una tuba, jajaja! Hasta la vista, y se cuidan mucho, mientras me salgo de este instrumento musical!

10 comentarios:

Sibyla dijo...

Querido Unicornio, cuídese mucho.
Lo echaremos en falta!

Hasta pronto!
No nos olvide.

Abrazos:)

CRISTINA dijo...

Cuídate Unicornio.
A veces, simplemente, es necesario parar un poquito, descansar, tomar aire...

Besos.
Te esperaremos por aquí.

Viviana dijo...

Que todo vaya bien Unicornio. Coincido con Cristina. La distancia y el descanso puede poner las cosas en perspectiva.

Saluditos y que todo vaya mejor.

Perravida dijo...

Muchos besitos para una pronta recuperación Caballito! Para lograrlo no hay nada mejor que un paraje tranquilo, la meditación, el yoga y una buena alimentación...

A mí se me caía el cabello por mechones y me nació una ulcera gastrica por tanto estres y desequilibrio...le entiendo perfecto.

De nuevo besos y curese pronto .

Viviana dijo...

Amigo Unicornio:

Leí tu comentario en el blog de Cane. Estoy igual de indignada que tú. Aunque lo que me llama la atención es lo tenso que te leo (en tu blog también).

Tranquilo. No puedes pagar con tu salud los problemas del mundo. Utiliza las estrategias que compartiste con nosotros para resolver lo que tienes ante tí ahora.

Y recuerda que el mundo te necesita tranquilo y sereno, jeje.

Saluditos de semana santa.

Unicornio dijo...

Querid@s camaradas de la blogósfera:

Sib:
Espero cruzar por este desierto "de rapidito" y volver a compartir con ustedes algunas letras para "conversar".

Y no, no los olvido. Lo que debería olvidar son otras cosas, para que no me diera el "mimiqui" (mimiqui = ataque de "ansia"... pero de "ancia...nidad", jejeje. perdón por el pésimo chiste).

¡Gracias! ¡Cuídate mucho, y feliz fin de semana!

Unicornio dijo...

Cristina:

Creo sinceramente que el mejor tratamiento para este sobre-estrés (o como se llame) es precisamente respirar, pero de verdad. Espero "volver a aprender" a hacerlo, y en el ínterin, aplicarme una dosis de carcajadas, que buena falta me hacen (espero que no vengan sólo en versión "inyectable", jaja).

Nos vemos pronto. Cuídate mucho también y disfruta dentro de lo que cabe tu fin de semana. ¡Gracias!

Unicornio dijo...

Viv:

Qué pena que mis particulares "dragones" me hayan agotado por un descuido de mi parte. Justo lo que les recomiendo, disfrutar, ser felices, dejar fluir el "chi", se me olvidó por estar en una situación límite.

Ahora sólo estoy un poco confundido, pero ya lo he pasado antes. Lo que ocurre es que también estoy muuuy cansado. Por dentro. Y me siento como cuando estás débil después de una larga convalecencia. Pero hay que aprender de esta nueva situación, y creo que sólo es cuestión de tiempo para aprender a superarlo.

Lamento el indignado comentario donde Miguel, pero es una de las cosas que me afectan: la de sentir que puedes perder un poco el control y dejarte llevar por el sistema límbico, en lugar del neocórtex. Pero... es parte del aprendizaje, supongo.

Leí tu emocionado texto sobre los pendientes. Gracias por la inspiración. Ahora mismo voy a culminar el mío propio.

Cuídate también y gracias por estar aquí.

Con afecto (y una ruborizante sensación de agradecimiento),

el colorado Unicornio.

Unicornio dijo...

Caray, "perravida"...

el Caballito SIN Cuerno (el cuerno espiralado está castigado por unos días) se ruboriza al no poder poner otro apelativo además del de "Perravida". Pero aparte de eso, te agradezco en todo lo que valen tus consejos. De hecho, entre el Tai-Chi y el Yoga, estamos regresando a lo que llamamos "normalidad". Cuesta trabajo, por el cansancio mental inherente a esta época de súbitos aconteceres (de los que luego les platicaré), pero creo que vamos poco a poco quedando bien (exceptuando el Cuerno, recuerden: está regañado).

Con un sonrojado saludo, se despide,

el "besuqueado" (jeje) Caballo con un Cuerno Amonestado.

Perravida dijo...

Unicornio, puedes decirme simplemente: Gaby

Mi nombre es Gabriela, Morales por mi padre y García por mi Madre :D

Le mando más besos y yo voy a cuidar a mi DRAGON ESTRESADO :P
que por andar viviendo la vida loca se le acabó el fuego interno y ahora tiene que pasársela con sopitas y vegetales...